Una tierra para presumir


Si prefieres escuchar el texto en vez de leerlo, puedes clicar en el PODCAST AQUÍ. Pero no dejes de ver el breve video al final de este Post.

España regala al mundo 49 maravillosos lugares de un Valor Universal Excepcional, declarados por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, o lo que es lo mismo, además de disfrutarlos, la comunidad internacional entera tiene el deber de cooperar en la protección y salvaguarda de estos bienes.

En 1972 la UNESCO promovió la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural, de la que forman parte 193 países, casi todos. Con este mecanismo se proporciona soporte técnico y financiero para la conservación y mantenimiento de lugares extraordinarios, máxime en circunstancias de conflictos armados

El resultado, a día de hoy, son los 1154 bienes declarados Patrimonio Mundial que encontraremos en 167 países. 49 están en España y esto nos sitúa en los primeros puestos con más sitios inscritos en la Lista de Patrimonio Mundial. Andalucía es la que más bienes declarados tiene. Los primeros llegaron en 1984 y fueron Alhambra de Granda, Mezquita de Córdoba, el arte Gaudí en Barcelona, El Escorial de Madrid y la Catedral de Burgos. En 1986, el Parque de Garajonay en la Gomera fue el primer espacio natural español Patrimonio de la Humanidad

Si algún día nos invaden los marcianos será por la belleza de este planeta. Y casi con seguridad se quedarán a vivir en España.

Para que un bien sea incluido en la lista de Patrimonio Mundial primero debe ser añadido a la LISTA INDICATIVA, que es el inventario que realiza cada país con los bienes que considera que por sus características culturales o/y naturales, pueden optar a ser declarados Patrimonio Mundial en el futuro. Para llegar a esta “lista de espera” existe un protocolo

Una Comunidad Autónoma realiza una selección de bienes susceptibles de ser declarados Patrimonio Mundial atendiendo a criterios establecidos en la Estrategia Global del Centro de Patrimonio Mundial

Esta selección se somete al Grupo de trabajo del Ministerio de Cultura avalado por el Consejo de Patrimonio Histórico, este grupo está integrado por representantes de todas las CCAA y del Ministerio.

Si este Consejo así lo considera y según el informe técnico del grupo de trabajo, el bien cultural o natural pasa a formar parte de la LISTA INDICATIVA durante un año, en el cual preparará su candidatura.

Esa inclusión en la lista indicativa se comunica al Centro de Patriminio Mundial que realiza las funciones de secretaría permanente de la Convención para finalmente ser evaluado en el Comité de Patrimonio Mundial para ser incluido o no en la lista de Patrimonio Universal de la Humanidad

El año 2021 España consiguió que el Paseo del Prado y el Buen Retiro, paisaje de las Artes y las Ciencias, el Paisaje de la Luz, fuera inscrito en la lista de Patrimonio Mundial. Este ha sido el último en entrar pero en esa lista de aspirantes figuran firmes candidatos a conseguirlo en el futuro.

Existe además la Convención para la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial, aprobada por la Conferencia General de la UNESCO en 2003, que tiene como objetivo dotar de marco jurídico y soporte financiero a las expresiones culturales inmateriales –festividades, canciones, lenguas y lugares de encuentro– especialmente en los países en desarrollo, como sustento de la enorme diversidad y creatividad de los pueblos del mundo.

Pero cuando insertamos un bien en la Lista de Patrimonio Mundial, además de darle el valor que se merece y significar la riqueza patrimonial del país, se adquiere un compromiso de las administraciones y los ciudadanos para arbitrar los mecanismos y ejecutar acciones de cara a su conservación.

¿Os imagináis un mundo sin las Pirámides de Egipto? ¿os imagináis que nos robasen la oportunidad de ver de cerca las cataratas de Iguazú, de entrar en la Alhambra de Granada o de pisar las gradas del Coliseum?. ¿Os imagináis que todos estas maravillas ya no existieran porque el tiempo, la erosión, los desastres naturales o las guerras hubiesen acabado con ellas?.

El Consejo Internacional de Monumentos y Sitios, ICOMOS, una organización no gubernamental asociada a la UNESCO, trabaja para vigilar, estudiar e informar sobre el estado del patrimonio mundial y llevar a cabo actuaciones de protección y restauración allí donde son necesarias. ICOMOS alerta sobre cómo pueden verse afectados los bienes culturales o naturales según qué actuaciones, promoviendo, de forma argumentada, la inclusión del bien, si llega el caso, en la lista de Patrimonio en Peligro, como estuvo a punto de ocurrir hace años con determinados monumentos prerrománicos en Asturias amenazados por la proximidad de la construcción de moles de edificios.

Estos informes técnicos se realizan incesantemente y ponen al descubierto las vulnerabilidades de lugares emblemáticos como Pompeya bajo la amenaza de aguas estancadas.

El Fondo de Emergencia para el Patrimonio es un mecanismo de financiación de la UNESCO diseñado para permitir de manera rápida y eficiente responder a las crisis generadas por conflictos armados o desastres naturales en el mundo. Interesa a los Estados miembros a poner en práctica medidas de prevención, mitigación y recuperación del patrimonio y diversidad cultural.

El Fondo financia actuaciones de recuperación del patrimonio cultural y natural inmueble, el patrimonio cultural mueble, los repositorios culturales, el patrimonio cultural subacuático, el patrimonio cultural inmaterial y la diversidad de los bienes, servicios y expresiones culturales, respondiendo a cada solicitud con un máximo de 100 mil dólares USA .

Actualmente la UNESCO sigue muy de cerca la situación en Ucrania, actualizando semanalmente los informes sobre los sitios culturales afectados desde el comienzo de la guerra. A día de hoy son 152 bienes culturales los que han sido dañados parcial o totalmente, entre ellos no figura ninguno de los 7 sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO en este país.

En el ámbito de los bienes naturales los ojos están puestos con atención en la amenaza del cambio climático sobre lugares fascinantes como los arrecifes de coral de Australia, entre tantos otros.

Veremos qué podemos hacer entre todos porque, como siempre, por mucho que quieran hacer las Administraciones Públicas, sin la participación y colaboración ciudadana no hay éxito posible. Y, hombre, como decía Arsuaga, solo por la belleza de este Planeta ya merece la pena cuidarlo

Fuente: @Ministerio de Cultura y Deporte @UNESCO @ICOMOS.


3 respuestas a “Una tierra para presumir”

  1. Me encanta el entusiasmo de la presentación y esa perfecta dicción. Contagias ilusión. Es para sentirnos orgullosos y cuidar estos tesoros.

Responder a Ana Isabel Esteban Garcia Cancelar respuesta

Blog at WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: